Signo astrológico: ¿cuál es su piedra preciosa?

Signo astrológico

Todas las personas tenemos un signo astrológico que nos otorga características específicas. A su vez, estos signos están relacionados con las llamadas piedras del Zodiaco que nos sirven como una suerte de amuletos. Por tanto, es necesario conocer esas piedras naturales y significados que tienen. Cada una de estas gemas posee unas vibraciones y un color que influyen en nosotros. Por ello, es importante elegir la adecuada para que nos proporcione paz y armonía interior. Y, si además tiene forma de joya como muchas de estas piedras del reino de minerales, mejor aún. Vamos a conocer esas piedras semipreciosas que se asocian a cada signo astrológico.

Aries, Tauro y Géminis

Las piedras naturales apropiadas a cada signo astrológico se pueden adquirir también en una tienda de litoterapia. Pero antes debemos elegir la nuestra.
Comenzando por Aries, la seguridad, ambición y capacidad de liderazgo de quienes pertenecen a este signo requiere una piedra como la amatista. Esta variedad macrocristalina del cuarzo suele presentar color violeta, aunque también puede tener partes amarillas o transparentes. No es la única gema adecuada a Aries. También ejercen buena influencia en las personas de este signo la cornalina, el rubí o la obsidiana.
Pasamos ahora a Tauro. Las personas de este signo suelen buscar seguridad y estabilidad. Son perseverantes y fuertes. Por todo esto, el diamante es apropiado para ellas, Desde la Antigüedad, ha tenido valor como talismán y como símbolo de constancia, de fuerza y de inocencia. Igualmente, no es la única piedra que les proporciona beneficio. También es apropiado el lapislázuli, que les ayuda a trabajar su paciencia y perseverancia, el alabastro, el coral, el ágata o el ópalo.
Por su parte, las personas cuyo signo es Géminis son inteligentes y comunicativas. También son inquietas y gustan de los desafíos. Pero este es el signo de los gemelos y el carácter de quienes pertenecen a el es igualmente versátil. Por todo esto, su piedra es el ojo de tigre, que equilibra sus conflictos internos al ayudarles a resolver sus dudas. Igualmente, la aguamarina, el topacio o la esmeralda son buenos talismanes para ellos.

Cáncer, Leo y Virgo

Los cáncer son intuitivos y tienen mucha imaginación, también son románticos y amigos de disfrutar. Pero son igualmente cautelosos, tienen una fuerte personalidad y huyen de los conflictos. Por ello, la piedra de luna es la apropiada para quienes pertenecen a este signo, ya que les aporta clarividencia y bienestar emocional. También las perlas, que les dan energía, el coral, el jade o el ámbar son adecuadas para ellos.
Por su parte, los leo son independientes e inconformistas, siempre están planeando nuevos retos. También son orgullosos y tienen coraje y firmeza en sus convicciones. En consecuencia, su piedra es el ámbar, que les aporta moderación y equilibra su naturaleza inquieta. También el rubí, la obsidiana o el topacio son apropiados para ellos.
Respecto a las personas que están bajo el signo de Virgo, son muy fiables, analíticos y prácticos. Asimismo, les gusta la vida sana y ordenada y suelen ser muy perfeccionistas, aunque también tienden a la timidez. Por todo eso, su piedra es el zafiro, que les aporta fuerza y capacidad para convertir en acción toda su energía creativa. Igualmente aconsejables para estas personas son la esmeralda, que les aporta seguridad, el ónix, el ópalo y el jade.

Escorpio, Libra y Sagitario

Apasionados y tenaces, los escorpio tienen un magnetismo especial, son emotivos y no tienen problemas en cambiar. Por eso, su piedra es el ónix, que les sirve para equilibrar su pasión e inquietud. También el topacio, que les aporta paz, la amatista o la malaquita.
Quienes pertenecen al signo de Libra son amables, pacíficos y equilibrados. No soportan los conflictos y son buenos mediadores. También destacan por su elegancia y gusto por la armonía. En consecuencia, su piedra es el cuarzo ahumado debido a su poder para darles atrevimiento y coraje. Y también les van bien la perla, la turquesa, la esmeralda, el coral, el rubí y la aguamarina.
Respecto a los sagitario, son optimistas y destacan por su buen humor. También brillan por su capacidad intelectual, su empatía, su afán de libertad y su espíritu aventurero. Por todo esto, su piedra es la turquesa, que potencia su optimismo y su carácter abierto. También son adecuados el granate, la amatista, el ámbar, la turquesa y el lapislázuli.

Capricornio, Piscis y Acuario

En nuestro repaso, llegamos a Capricornio. Quienes pertenecen a este signo son decididos, constantes y luchadores para conseguir lo que se proponen, pero también tienen algo de melancólicos. Asimismo, son seguros y tranquilos. Por eso, su piedra es la calcedonia, que propicia la meditación y les ayuda a expresarse. Igualmente, son adecuadas para ellos la rodolita, que les produce estabilidad, la malaquita y el coral.
Por su parte, los piscis son tranquilos, sensibles, empáticos y amables. Tienen facilidad para perdonar a los demás y un carácter cariñoso. En consecuencia, les encaja una piedra como la labradorita, que les ayuda a destacar. Igualmente buenas para ellos son la morganita, que les aporta fortaleza, la perla, el ópalo y el nácar.
Por último, quienes pertenecen al signo de Acuario son personas siempre ocupadas en algo y muy sociables. Tienen una personalidad fuerte y atractiva, aunque a veces son tímidos. También son altruistas, compasivos y leales. Por eso, su piedra es la fluorita, que les ayuda en sus nuevos proyectos, el zafiro rosa, que les brinda equilibrio, la esmeralda, la turquesa, la amatista, el granate o el cristal de roca.
En conclusión, las gemas y otras piedras semipreciosas están relacionadas con los signos del Zodiaco y ayudan a quienes las poseen a potenciar sus cualidades astrológicas.

Conviértase en astrólogo: practique en línea o por teléfono
Astrología tropical: principios básicos y particularidades