¿Qué es la compatibilidad del amor astral?

Con la astrología, podrías aprender mucho sobre la compatibilidad del amor. Dependiendo de tu signo, tienes ciertos rasgos de carácter específicos que hacen que una relación con una persona de un signo determinado tenga probabilidades de durar.

Tema Natal: Elemento clave en la compatibilidad amorosa

Para establecer un verdadero estudio de la compatibilidad del amor astral entre dos individuos, el estudio de su carta natal es esencial. Esto permite hacer una sinastría, es decir, comparar los temas y acercarlos para una mejor comprensión de los resortes psicológicos de cada personalidad. Es un método clave para identificar los puntos comunes y los puntos antagónicos, que pueden influir en la comprensión y la atracción entre dos personas. En astrología, hablamos de “interaspectos” entre dos temas. Esto incluye planetas como Venus, la Luna, Mercurio, Marte, etc.

Las personas que se parecen se juntan… ¡pero los opuestos se atraen entre sí!

Compatibilidad astral: el principio de equilibrio

La astrología enfatiza la búsqueda del equilibrio global. Simbólicamente, el acuerdo entre personas del mismo elemento (tierra, fuego, agua, aire) parece más obvio. Pero la compatibilidad del amor astral también descansa en el lado sextil que cada signo forma con otro. Así, la energía de Aries es compatible con la de Géminis, la del toro es más compatible con el cáncer, etc.

Sin embargo, también intervienen aspectos discordantes que forman una relación complementaria entre dos signos distintos. En realidad, los signos percibidos como “contrarios” (Escorpio y Tauro, Libra y Aries…) pueden alcanzar sus objetivos juntos jugando con los aspectos característicos complementarios. Por lo tanto, los astrólogos rara vez hablan de incompatibilidad porque dos signos pueden llevarse bien siempre que estén dispuestos a entenderse y aceptarse mutuamente.

Compatibilidad del amor astral según los 4 elementos

Sobre todo, en lo que respecta a la compatibilidad del amor astral, se trata de reconocer los signos al elemento que les corresponde (tierra, agua, aire, fuego). Por ejemplo, Cáncer, Piscis y Escorpio pertenecen al elemento Agua, mientras que Capricornio, Tauro y Virgo pertenecen al elemento Tierra.

Los elementos son complementarios entre sí. Hay interferencias y alianzas que contribuyen a la armonía y el equilibrio en una relación entre dos signos. Por ejemplo, no hace falta decir que un jardinero le dirá que el agua es indispensable para la tierra. De la misma manera, un signo perteneciente al elemento agua será compatible con el del elemento tierra. Por otro lado, el fuego puede ser extinguido con agua, por lo que un signo de agua difícilmente puede ser compatible con la propia sensibilidad y emocionalidad.

Conviértase en astrólogo: practique en línea o por teléfono
Astrología tropical: principios básicos y particularidades